La limosna (El Zakat)

La limosna (El Zakat)

Todas las cosas le pertenecen a Dios, y la riqueza por lo tanto ha sido colocada en las manos de los seres humanos tan solo para que la administren. El significado original de la palabra Zakat es "purificación" y "crecimiento".
Redacción SalatiApp 11/04/2020

El Zakat, es uno de los cinco pilares (Arkan أركان en arabe), del Islam. El significado original de esta palabra es la de, pureza, puridad. El Zakat, en efecto, hay que entenderlo como una purificación de los bienes que uno recibe de Allah, mediante la entrega anual de una cantidad precisa de ellos a las personas con derecho a recibirla según la Ley. La importancia de la obligación del Zakat es sin duda equiparable a la oración (El salat). El Zakat tiene una doble dimensión individual y social. Individualmente, el Zakat le sirve al creyente para purificarse de los sentimientos egoístas, del apego desmesurado a las riquezas, recordándole que, en definitiva, todo cuanto posee en esta vida no es sino un depósito que Allah le ha confiado, y de cuyo empleo, bueno o malo, tendrá que responder ante Él, Creador y Sostenedor del universo, el único Dueño y Señor de todas las criaturas.

Socialmente el Zakat sirve para reforzar los vínculos de solidaridad de los miembros de la comunidad y ayuda a mejorar dentro de lo posible, la condición de los más desfavorecidos. El pago del Zakat es obligatorio para todo musulmán que haya alcanzado la mayoría de edad, cuando este en posesión del nisab, o el mínimo de riqueza imponible, y sea el legitimo propietario de los bienes sobre los que tiene que pagar el Zakat.

“Las ofrendas dadas por Al-lâh son sólo para los pobres, los necesitados, los que se ocupan de ellas, aquellos cuyos corazones deben ser reconciliados, para la liberación de seres humanos de la esclavitud, para aquellos que están agobiados por deudas, por la causa de Al-lâh y el viajero: es una prescripción de Al-lâh, y Al-lâh es omnisciente, sabio”.(Coran:sura 9, aya 60)

El Zakat es la riqueza común de un colectivo musulmán. Los musulmanes se organizan en comunidades asamblearias y administran el Zakat que ha de servir para potenciar el colectivo, financiar proyectos, remediar las situaciones de pobreza extrema, etc. El Zakat se recoge anualmente, recaudándose de todos los individuos con capacidad económica. No se trata de unas limosnas, sino un porcentaje determinado sobre los bienes que se poseen, cifrado en un 2,5 por ciento. En las obras del Fiqh se detalla con rigor la aplicación de este porcentaje a las distintas actividades económicas y tipos de propiedad.