El peregrinaje (Al hajj)

El peregrinaje (Al hajj)

La peregrinación anual (El hajj) a la Meca es una obligación a cumplir una vez en la vida, para aquellos que tengan capacidad de realizarla. El Islam establece una gran asamblea a la que convoca a todos los musulmanes del mundo.
Redacción SalatiApp 11/04/2020

De todas las Ibadas (adoraciones), el Hajj reviste un carácter muy especial. La peregrinación no exige solamente atención, sino dedicación exclusiva. El Islam establece una gran asamblea a la que convoca a todos los musulmanes del mundo, y durante todo el tiempo que dura, el peregrino no sólo realiza un gran esfuezo físico y económico, sino que centra en las actividades del Hajj todos sus esfuerzos.

" Hay en ella signos claros. Es el lugar de Abraham y quien entre en él estará seguro. Allah ha prescrito a los hombres la peregrinación a la Casa, si disponen de medios. Y quien no crea... Allah puede prescindir de las criaturas." (Sura Al-Imram,97).

Este quinto pilar del Islam cimienta su carácter universal. Millones de hombres y mujeres se congregan cada año en unos lugares especiales: Meca, El Monte de Arafa. Todo el que tiene posibilidades acude para llevar a cabo una fascinante y vertiginosa experiencia. Durante unos días, acata unas prescripciones repletas de significados en los que subyace, fundamentalmente, una actitud de absoluta entrega al Señor de los Mundos.

Meca ha sido a lo largo de los siglos un denso foco cultural. En ella se reunían los musulmanes con sus sabios. Se aprovecharon los conocimientos de un fecundo intercambio. El Islam, que habría abierto o vitalizado rutas comerciales por todo el mundo, convirtió ese pequeño oasis del desierto en el eje donde todos confluían. El Hayy siempre ha sido una magnífica oportunidad para intensificar esa gran ambición del Islam, ha de hacer que las gentes se encuentren, intercambien, El Islam es en cierto modo el resultado de todas estas almalgamas, crisol de los pueblos y civilizaciones que al mezclarse dan frutos jugosos.

 La Peregrinación es un gran viaje, y como tal requiere de una preparación previa. Lo primero que debe hacer el musulmán antes de iniciar el viaje es cumplir con una serie de condiciones. La primera de ellas es el entendimiento: comprender realmente la importancia de su impresa, saber que va a dirigir hacia ALLAH y eliminación de todo interés o ambición. El Hayy es la prefiguración de la muerte, el viaje que todos deberemos prepararnos y cuya meta es finalmente ALLAH. Para empezar el musulmán se hará con las mejores previsiones, se despedirá de sus familiares mentalmente se despedirá de todo, abandona su país como la vida sale del cuerpo.